La primera flor: Amarillo (Tulipán)

Destacado

En los primeros días, imagino el agua corriendo, fresca y transparente, pasando por las rocas. Por primera vez la siento por mis manos. Ahora imagino los rayos del sol, alumbrando mi cara y así empezamos con el primer café del año y no creo estar dando mis pasos en falso.

Tomo los recuerdos uno a uno pero el momento es distinto, todo lo es, empezamos a tomarlos con amor ahora podemos ponerlos a un lado. Primer trago, ya no es amargo ahora es reconfortante, empiezo a ver la razones y entiendo los por qué.

Siento el primer impulso y por fin mis dedos reaccionan, comprendo que doy el primer paso y que estoy aquí, visualizo mi propia existencia por primera vez.

Y por fin, inicio.

Onceaba flor: “Wisteria”

Comencé a odiar mi vida cuando conocí a alguien que podía aborrecer la suya, le era muy fácil, aunque es difícil de decir, no sé si por el momento fue una cara que quería que sólo pocos pudiéramos ver, a veces creo que yo era como tú respiro, a pesar de que los días pasaban creí que yo me recargaba, pero sólo me acababa.

Por días fue diferente pero cuando llego el momento comencé a alejarme, porque un día recibí una llamada y todo fue diferente, sí la lastima corría por las palabras estas mantenían vivo mi coraje.

Pasaron muchas noches, hasta que un día ardió todo incontrolablemente, espontáneamente, quemaba las líneas, leía y maldecía, para finalmente agradecer en esta vida, aunque en ese momento no era muy visible la alegría, un poco fría, un tanto ida, mojada por las gotas de la lluvia y las cenizas corrían, todo oscuro, todo sucio , tomándome un café como si fuera la ultima visita.

Fue un vaivén y ahora es confuso reaccionar, cuando uno decidía sólo existir, es como si los propósitos volvieran a surgir. Pero me da miedo regresar, se que es una gran responsabilidad, a veces sólo quiero parar y ser consciente que la vida no corre, que no es lineal y muchas otras me encuentro sólo ahí, perdida en algo que a veces es etéreo, en algo que me hace querer seguir, algo mejor de lo que vi.

Y ¿Cómo lo tomo? ¿Cómo lo hago? cómo sí todo fuera efímero, cuando ahora te siento como mi mejor amigo.

Décima flor “Flor de octubre”

Diez meses pasaron ya del año, hoy mientras los veía me daba cuenta lo importante que era no dejar pasar mi vida, que un aroma te permite conocer personas y nos hace escuchar a la voz de la experiencia.

Justo a un día me siento ansiosa, me siento contenta y muy libre de la vida que tengo y no creía. Las cosas no acaban, solo se transforma nuestra vida.

Lineal

A veces por la noche se pregunta de que sirve, si verdaderamente no conoces a nadie.

De que sirve ser especial, si no eres ni el inicio ni el fin…

Paso lineal del tiempo y sin embargo no sirvió de nada, dime en que realidad sirvió de algo hacer contacto, si seras un cacho más de esos amores de a cada rato.

¿Eres como un muñeco de la colección?

¿Conociste a alguien? Paso lento al tiempo, entre risas telefónicas, entre palabras y librerías, escondes tus secretos y si llegan, si nos cuentan la verdad a medias es como si no contaras nada.

Sólo preguntate que tan desecha, que tan acabada…

Enero, Marzo y abril nos dejaron tristezas… ¿Qué otra historia? ¿Por qué sólo no para?

Busca.

De cualquier forma es una idea errónea, un ambiente artificial que no espera por regresar a la realidad, da miedo el no saber como alguien se comporta en su “estado natural”

Pon la cara en dos partes, quien nace y quien con el paso del tiempo te formas, andas de alguna forma no tan vana, no tan tosca, andas como sin dos piernas y de alguna forma absorta.

De cierta forma agotadora, es como si siempre llegara a colgar una ropa, una cara, una mirada para que al retorno ocupar todo aquello que a diario me cansa.

Es ilógico ¿Cuánto karma? Pero a cuenta gotas es como si de alguna forma la vida no se acopla.

Y cualquiera decepciona y todo marca, todo duele en el alma.

Amada noche, amada tormenta, la ceniza te envuelve para llegar a la arena, tómatelo a raya, tómalo con calma por qué de esta forma estaba enamorada.

Buscas tres pie al gato, encuentras que no fuiste nada para que al final una mentira en una casa, una amiga falsa, una persona que no destacaba en nada, quizá era la prueba y error, d ella única por la cual espero tanto tiempo que creía era mejor.

Una oportunidad a tu nueva promesa…

Lágrimas de enero.

No estaba bien y aunque honestamente nada lo estaba trataba de correr de él.

Una, otra y otra vez, me era imposible huir, solo seguía mi camino y te veía de la forma más cruel.

Tenía miedo, por más que corría no podía escapar, día y noche con una hipócrita sonrisa. Cómo dolía, inquieta y soñolienta me gritaba y me decía

– ¿Cuando va a acabar? – Concentrada en el feo invierno, solía temblar y caer en el más profundo sueño, que aunque mis ojos abrían por un momento, yo sabía que esto no sería eterno.

Me calla, gritaba, me levantaba y daba vueltas – ¿Maldita sea que era esto? – se sentia de manera inquietante, algo que me acaba, finalizaba y de nuevo empezaba.

Que tan sola estaba, desconsolada, tirada en el suelo mientras lloraba, con una maldita rabia, con las ganas de acabar con esta desgracia.

Cada uno veía y hacia pero nadie me veía y si caminaba sola sabía que llovería, que quizá me ahogaría pero yo pensaba que estaba lista.

Decidí tomar las riendas, platicarlo desde cero aunque sabía que de cierta forma ya estaba muerto pero de alguna forma pensé en el ser vivo, una nueva forma de vida, un nuevo caminó, un viento termino por llevarse todas esas lágrimas de enero…

Tire las cartas y empecé algo nuevo. Un viejo cuento que quedó atrás con el viejo ego.

Novena flor: “Narciso”

Si bien hay un caminó es como si no terminara de sentirme agusto, que entre quien te conoce, quien avanza y quién te destaza las reglas no existen, jamás pasa.

Quizá este es un nido pero entre más opciones tome más me confundo, no me encuentro, no me uno, unas me da risa y sin Embargo otras me asfixia.

Me quedo pensando si es triste el camino que decidí tomar por años.

Y aquí estoy, hasta ahorita con la misma tontería cuando no me siento ni parte de ella.

Mes✨

¿Qué tan quisquillosa solía ser?

Yo sé que pusimos peros al menos una vez al año, contadas  eran las cosas, presentes y nunca ausentes.

¿Y que como llegabamos al final de nuestros días? Siempre indolentes.

Duros y con un maldito genio pero regresando a cada momento.

De cierta forma, amigos, risueños, tontos y muy torpes, hasta un punto a veces desconcertante.

Y por cada vez que me escuche decir “me alejo y ya no quiero” ahora pienso que si te quedas un poco más de tiempo, en verdad no me molestó.

En si clavas tu mirada y me tomas por el cuello no me es ñoño tener que levantarme de puntillas para ver si te puedo dar un beso.

Y que si en este tiempo me desconecto aunque sea un momento sabré que habrá valido la pena esperarnos tanto tiempo. ✨

Quisiera…

Trataré de ser lo más honesta…

Es terrible tener que ceder a la opinión de los demás, me siento demasiado rota pero no como cuando rompen tu corazón, es diferente y va mas allá.

Siento que me he fallado, se qué no es así y aunque por momentos no puedo evitar sentirme así, hay espacios en los que comienzo a llorar.

Mejor que nadie sé que esto cuesta… Necesito dejarlo salir de alguna forma, ya que ahorita solo me siento vacía… Cómo si nada existiera y aunque nada me hace sentir realmente contenta, se que en algún momento debo de dar unos pasos más para poder llegar.

Quisiera una forma de poder llorar, un abrazo donde pueda sentir paz, necesito sentir que no he perdido y que este camino no es incierto…

Quisiera tantas cosas…

Crítica

Piensa que dejé de tener paciencia, con los días tan fríos como hasta ahora yo he sido, paso del regreso de lo sucedido pero sí espero se cumplan las palabras que dijiste durante mi tormenta.

Esta realidad es como cruda pero muchos dicen es “honesta”, Es tranquila y tormentosa, un calvario ¿Lo espero con la cabeza fría?

Que bien nos sienta el mal y la desdicha, la “critica constructiva” aunque sería más constructiva si se lo dijeran algún día.

Mientras las cosas inundan nuestra cabeza constantemente, la gente solo te observa, no piensan si quiera quien eres, si lo que haces importa, porque quizá es solo eso, ni les importa, aunque nuestro camino va de la mano, es porque ni siquiera la han tomado.

Pequeñas grandezas, mentes pequeñas, millones y millones de ideas, que al final hablan de un sistema.

Sistema podrido, viejo y ambiguo, turbio y lento, pasos perdidos.

Noches perdidas, que al final mi pregunta seria ¿qué viene incluida en esta vida?

Baila

Incluso me encuentro describiendo el movimiento de mis dedos,

Solía sentir cada sensación, mi forma de bailarlo, sería más si alguien más lo viera de verdad? Quien puedo ser si me quedo en esta vida?

Que mierdas más bonitas, que quisiera sentirlas, si no soy más que una torpe y patética soñadora, que tiene sus sueños más rotos que nada, puedes salir a la pista y demostrar cuánto vales la pena?

Encerrada en cuatro paredes y sin saber si lo que hice valió la pena…

Muero de miedo cada que lo pienso, maldita sea, pero estoy segura que no sentiría nada de miedo abandonarlo todo, si esto es un remolino y me vuelve loca.

Incluso sigo aquí cuando mi tiempo ya trono desde hace años…

Porque no regresas como hace dos años, cuando te escribiste esa carta, lo que conservas de cuando fuiste honesta contigo por primera vez en tu vida, rescatame, aparece como hace dos años y no te quedas dormida.